1960

En el año 1960 comienza su andadura Vicente y su familia, recogiendo naranjas sanguinas del suelo, ( desechadas por exceso de maduración y caídas del árbol ) con una bicicleta como único medio de transporte, para después venderlas en el mercado del interior de la provincia. A partir de ahí se compró una pequeña máquina de cepillos para limpiar la naranja y comenzar a venderla en Palma de Mallorca. A raíz de esta nueva relación comercial, la demanda de variedades empezó a ampliarse añadiendo la Salustiana.

1983

 La sociedad, por discrepancias entre socios, deja de ser de cuatro para pasar a ser de tres, en este momento, Pedro, uno de los socios se establece en Madrid, donde se compran puestos de mercado, creciendo aún más la empresa. En este momento se vende en Galicia, Madrid y Palma de Mallorca

1972

Llega la primera crisis a España y Frutas Gragon también se vio afectada, el asentador de Palma de Mallorca deja de pagar y origina un desequilibrio por el cual se decide suspender la relación, en este momento se les propone a los hermanos trabajar codo con codo con el asentador 

1994

En 1994 se realiza la venta de los puestos de Madrid, por este motivo y por tener el nuevo almacén aquí en Valencia, se decide abrir mercado en la República Checa, Polonia, Francia, Alemania... El impulso que nos llevó a exportar vino de la mano de Konnickx, un comerciante Belga afincado en Gandía, en los años 74 y 75. 

1978

Como el nuevo equipo funcionaba bien, el crecimiento del trabajo fué constante, hasta que en el año 1978, nos vimos obligados a ampliar las infraestructuras, empezando la obra del actual almacén. En este momento se formaliza la sociedad de los cuatro socios, los dos hermanos aquí y los asentadores en Palma.

1998

Desde el año 1994 hasta el año 1998, se sirve tomate al puesto de Palma de Mallorca, la actividad del almacén se centra en confeccionar los tomates producidos en tierras de Almería, estas tierras eran alquiladas por la empresa, el coste del alquiler más la confección, encarecía el producto haciéndose inviable, por este motivo, se elimina la confección y se sirve directamente desde Almería. Para no detener la actividad del almacén, se sigue confeccionando uva, pera, manzana.. etc.